Caravanas de migrantes hondureños continuarán durante el 2021 

Tegucigalpa. Expertos en migración señalan que el panorama durante este 2021 persistirá,  debido a las condiciones limitadas y  a la pobreza que existe en los países de istmo, en donde factores como el desempleo, la inseguridad y la necesidad de reunificación familiar se conjugan para que los hondureños, como otros centroamericanos, migren en búsqueda del llamado “sueño americano”.

Se anuncia la salida de una nueva caravana de migrantes para abril de este año.

El punto de partida será San Pedro Sula, Honduras, situación que refleja  la falta de condiciones para el desarrollo humano en el país como la  salud, seguridad, educación y trabajo, estas situaciones adversas hacen que miles de hondureños busquen  migrar para tener una mejor calidad de vida.

Según cifras oficiales, alrededor de 247 mil personas afectadas por la violencia desatada por las pandillas en Honduras,  han sido “desplazadas forzosamente”. Huyen de sus casas, terrenos, y propiedades, debido a que los grupos pandilleros (maras) causan violencia, inseguridad, extorsionan pequeños, medianos y grandes negocios, intimidan jóvenes, acosan mujeres, y desaparecen personas.

 

Una realidad reflejo de la pobreza

La migración irregular,  en especial las caravanas que se han convertido en los últimos años en una realidad que refleja la pobreza a gran escala en Honduras, se han vuelto “normales” y se organizan de tal forma que los  migrantes se protegen entre sí, esto con el objetivo de no ser víctimas de grupos violentos que operan en México.

Expertos consultados mencionan que el tema migratorio es clave en la región, pero aún no se observa que los gobiernos del Triángulo Norte tengan políticas efectivas para crear condiciones que mejoren la realidad de los países.

Lamentan que si existiera interés por  disminuir las caravanas de migrantes,   deberían implementar políticas públicas básicas, para resolver los problemas históricos de Honduras, para el beneficio de la sociedad y del bien común.

Migrantes dan su testimonio

Jorge F, es uno de muchos hondureños que han intentado llegar a Estados Unidos, y no lo ha logrado. Asegura que las causas que lo obligan a migrar son la inseguridad y el desempleo  en su natal Honduras.

Agrega que la realidad en Honduras es difícil. “No hay trabajo, y si le dan a uno, le  pagan mal; muchos tenemos familias y queremos buscar cómo ganarnos la vida pero al no encontrar nada solo nos queda migrar”, explica Jorge F.

Para Alejandro G, otro de muchos hondureños del interior del país en donde la pobreza y desempleo están a la orden del día, señaló que su condición de necesidad es extrema y no hay oportunidades que le permitan subsistir dignamente, hecho que lo  obliga a migrar a otro país.

Alejandro dijo para Mi Gente Informa: “Acá  (Honduras) la inseguridad y la falta de empleo nos limita, no tenemos oportunidades y cada vez más la necesidad es más perra, no tenemos qué comer y cómo alimentar a nuestra familias”.

 

Miles de testimonios que evidencian pobreza y desesperación

Así como estos dos hondureños, son miles los testimonios de migrantes que se pueden recolectar y todos tienen un denominador común: la desesperanza y desesperación por la realidad  en la que viven.

Las variables de pobreza, falta de educación, seguridad y salud, son las constantes que  provocan que las comunidades más pobres tengan menores oportunidades para desarrollarse y salir adelante, por lo cual se ven en la necesidad de migrar.

Los diferentes gobiernos de Honduras han intentado lanzar programas de apoyo para evitar las migraciones, pero muchos de estos no tienen un seguimiento a largo plazo, tienen mala planificación, y no llegan a cubrir a todos los necesitados, siendo dejados a un lado sin crear impacto  positivo.

Una Honduras  violenta

Por otro lado, autoridades nacionales e internacionales  han explicado que uno de los factores más importantes que provocan caravanas de migrantes es la violencia que genera desplazamientos forzados internos y externos.

Según las cifras oficiales, en Honduras, alrededor de 247 mil personas  se han desplazado forzosamente. Huyen de sus casas, terrenos, y propiedades, debido a que grupos de pandilleros (maras) causan violencia, inseguridad, extorsionan pequeños, medianos y grandes negocios, intimidan jóvenes, acosan mujeres, y desaparecen personas.

Estados Unidos monitorea la situación

Desde mediados de marzo de este 2021, el gobierno de Joe Biden  reinició el plan de reunificación de familias migrantes, para menores de El Salvador, Guatemala y Honduras, destinado apoyar a que menores de 21 años puedan reencontrarse con sus padres en Estados Unidos, siempre y cuando estos residan legalmente en el país.

Esto podría ayudar a reunir familias, pero el problema de pobreza, falta de trabajo, de oportunidades y violencia persisten en Honduras.

 

Leave a Reply