Foto: Gobierno de Guatemala

Poco duró el anuncio del uso obligatorio de las mascarillas en espacios abiertos y cerrados por parte del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) tras la nueva ola de contagios de COVID-19. En apenas una semana, el acuerdo ministerial que hacía oficial los cambios tuvo que ser derogado.

La modificación en la normativa fue inspirada por las declaraciones del presidente Alejandro Giammattei, quien afirmó el pasado 14 de julio que “la mascarilla la vamos a dejar de usar obligatoriamente, va a quedar bajo responsabilidad de cada quien. Si estamos en aglomeraciones, nuestra recomendación es usarla.”

Los comentarios del mandatario llegaron a la cartera de salud tan solo tres días después que se publicara en el diario oficial un acuerdo ministerial que obligaba a la población volver a utilizar la mascarilla dentro de espacios abiertos y cerrados. Este 18 de julio, el nuevo acuerdo número 193-2022, hicieron oficial las excepciones a la normativa de desuso de los tapabocas.

Según explica el acuerdo, los hospitales públicos y privados, así como los centros de salud, puestos de hisopados, vacunación, clínicas y laboratorios, tendrían que continuar con su personal portando las mascarillas. Los colegios también deberán continuar con todos sus estudiantes portando esta protección según confirmó la Asociación de Colegios Privados de Guatemala.

Leave a Reply