La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), conjuntamente con el Gobierno de Taiwán, la Municipalidad de Nebaj, Tigo, la Fundación Mario López Estrada, la Organización Internacional para las Migraciones y el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad -INTECAP-, impulsan, desde febrero del año en curso, la Alianza para la Educación.


Se trata de una iniciativa público-privada que brindará formación vocacional a 750 repatriados, para que estos puedan ingresar al mercado laboral guatemalteco. El programa es un bálsamo y una luz de esperanza para aquellos guatemaltecos que retornaron al país en una coyuntura económica deprimida y caracterizada por la ausencia de oportunidades para trabajar.

La Alianza, que cuenta con el apoyada por World Visión, como institución ejecutora de USAID, incrementará las oportunidades de educación y empleo para los migrantes retornados y otros jóvenes del Quiché. Con este tipo de iniciativas se espera mejorar las condiciones de vida de los guatemaltecos y desincentivar su migración irregular hacia los Estados Unidos.

Leave a Reply