Foto: CGAB

Cada día, cientos de camiones y embarcaciones improvisadas cruzan los puntos fronterizos entre Guatemala con México, El Salvador y Honduras. Con la capacidad de carga al límite, estos transportan toneladas enteras de productos que saltan los estándares de calidad y sanidad.

Foto: CGAB

El contrabando en Guatemala se ha convertido en un problema que las autoridades no han atendido o se han vuelto cómplices. Esto provoca también la pérdida de cientos de puestos de empleo y que el consumo de estos productos incluso pone en peligro la vida de los consumidores.

El Observatorio Contra el Contrabando (OCC) y la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB) realizaron un estudio sobre los productos de mayor contrabando en el país. Para ello, en 2020 y 2021 se consultaron a las fuentes directas y secundarias de los productos más afectados.

Según la investigación realizada por estas entidades, el maíz ha destacado durante el 2020 como el producto más contrabandeado en Guatemala. Este es seguido por los aceites y los huevos. También se encontró que se transportan ilegalmente abarrotes, bebidas gaseosas, quesos, leche y carne de cerdo a través de las fronteras.

Foto: PNC

Peligro para los consumidores

El contrabando no solo representa un peligro para las empresas guatemaltecas. También puede poner en serio riesgo la salud de aquellos que los consumen. Al ser productos que no son controlados legalmente, no se puede saber su procedencia real ni la forma en que estos fueron realizados. Además, los productos como los lácteos, huevos o la carne, pueden ser contaminados al no ser transportados con los estándares de calidad y sanidad.

Comer huevos que no han sido manipulados correctamente o de un gallinero con malas condiciones sanitarias podría causar enfermedades como la salmonella o fiebre aviar. En el caso de la leche, si esta se encuentra expirada, podría provocar síntomas de intoxicación. Esto genera náuseas, dolor de estómago, diarrea y vómitos. También puedes llegar a consumir microorganismos nocivos como la salmonella en este tipo de productos sin garantías de salubridad. La carne de cerdo que no ha sido refrigerada o guardada correctamente podría contaminar el producto con la Peste Porcina Africana, el Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino (PRRS), o con Pseudorrabia.

 

CGAB y OCC proponen acciones y nuevas leyes

La cámara recomendó nuevas estrategias para poder combatir el contrabando. Se requeriría desplegar al ejército para resguardar las fronteras. También ven necesario perseguir el delito y “hacer prevalecer el Estado de Derecho.”

Por otro lado, ambas entidades proponen una nueva ley contra el contrabando que la definiría como un asunto de seguridad nacional y asociado al crimen organizado y transnacional. Esta tendría que reforzar las actuales sanciones y penas, regular la destrucción de mercancías, eliminar el umbral de infracción USD$3 mil y fortalecer la coordinación entre las autoridades.

Leave a Reply