Foto: AFP

Un ejemplar único del lagarto endémico venenoso, heloderma charlesbogerti, corre el riesgo de desaparecer en Guatemala. Esta especie es conocida como “Niño Dormido” y está asentada en el oriente del país.

Recientemente, un ejemplar del lagarto fue rescatado en Cabañas, Zacapa. Este fue trasladado al Parque Regional Municipal y liberado por miembros del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP). Según menciona a Soy502 Juan Alvarado, guardabosques de CONAP, existen leyendas ancestrales con malos presagios si es encontrado debido a su veneno que puede llegar a ser mortal.

Foto: AFP

Además de la caza de esta especie, el heloderma ha sido traficado ilegalmente a países europeos. Alvarado explica que se llega a ofrecer hasta USD$2 mil por un ejemplar y que, posteriormente, son usados como mascotas.

A pesar de que la especie ha sido protegida por el CONAP y que, en dos décadas su población pasara de 200 a 600 ejemplares, la caza y la destrucción de su hábitat natural pone en peligro a la especie. Muchos de los lagartos que han sido localizados han requerido de implementarse un chip de identificación y rastreo para su cuidado.

“El cambio climático al momento de elevar las temperaturas en las regiones nos hace un desbalance en las especies”, mencionó a AFP el asesor del CONAP, Francisco Mayorga. Algunos de estos reptiles han sido hallados muertos por el calor en temporadas de la época seca.

Actualmente, el Consejo lidera los esfuerzos de proteger a la especie del Niño Dormido. Por otro lado, fue agregada dentro de la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, considerada “bajo peligro de extinción”.

Con información de AFP y Soy502.

Leave a Reply