Era un jueves y el sol se asomaba discreto por el horizonte. El padre guatemalteco Miguel Alvízures se disponía a iniciar una peregrinación de 1 mil 200 kilómetros. Él y dos acompañantes – Eduardo Lemus e Ignacio Bautista- viajarían ligero, apenas una mochila discreta sobre sus hombros, algunas escasas provisiones, tres avejentados rosarios y el más grande e importante de sus intangibles: una fe inquebrantable transformada en esperanza colectiva los acompañaría durante los 60 días que duró la peregrinación.

“Donde dos o más estén reunidos en mi nombre, ahí estaré yo”, dijo alguna vez Jesús. Así fue como los tres peregrinos se hicieron acompañar por la divinidad omnipresente a la que millones de cristianos encomiendan sus días, sus temores, sus tristezas y alegrías.

Así fue como el padre Miguel y sus acompañantes partieron el pasado 22 de julio desde la iglesia de San José Palencia, Guatemala hasta la catedral de San José, Costa Rica. “El Camino de San José”, le denominaron los peregrinos a la travesía, titulo inspirado en la denominación papal del 2021 como el año de San José.

La peregrinación tuvo dos nobles propósitos: orar por el cese definitivo de la pandemia y procurar fondos para apoyar un proyecto educativo y nutricional del colegio La Montaña en Palencia.

Los peregrinos habilitaron un número de Whatsapp para recibir ahí las peticiones de los feligreses. Durante el trayecto también solicitaron una ofrenda voluntaria por cada kilómetro que recorriesen para apoyar el proyecto educativo en Palencia. Muchas fueron las plegarias elevadas por aquellos hombres de Dios, a lo largo de los 60 días y los 1 mil 200 kilómetros. También llegaron generosos aportes para apoyar la causa.

“La idea de realizar el Camino de San José surgió con el fin primordial de recaudar fondos para continuar con nuestro proyecto de educación y nutrición que tenemos en el Colegio La Montañita, pero se extiende también a que toda peregrinación es un camino espiritual donde podemos unirnos todos en oración para salir adelante en esta situación difícil que estamos atravesando con la pandemia”, destacó el padre Alvizures, quien durante 2019 realizó el “Camino de Santiago”, en Galicia España, entre los meses de agosto y septiembre.

Los caminantes llegaron finalmente el 20 de septiembre a su destino y finalizaron de esta forma una peregrinación sustentada en su fe.

Leave a Reply